Un espacio donde mezclo la realidad de mi vida con la fantasía dentro de mis pensamientos...mi mundo

martes, 19 de febrero de 2008

Dulce Escape












Nuestros cuerpos se reconocían, se recordaban,
Nuestras miradas al cruzarse, primero se desviaban nerviosas
Luego, al acomodarse una con la presencia de la otra, se encontraban cada pocos minutos, en complicidad.
Solo tú y yo pensábamos que los demás no lo notaban
Pero callaban, de algún modo nos entendían
El sol no había vuelto a ver nuestros besos
La luna sí fue testigo una noche de nuestra indiscreción
Las paredes, eran nuestras compañeras y aliadas
Y así, lo que en ojos extraños pudo haber sido una bajeza
A nosotros nos elevaba a un lugar donde solo existíamos los dos
Donde podíamos hablarnos y amarnos en paz
Allí, hacia donde siempre pudimos escapar

5 comentarios:

Matthew dijo...

Que interesante ese amor pasional

como de vidas pasadas


saludos cordiales


http://asociaciondelbuenescribir.blogspot.com/

Leslie dijo...

Gracias por tus palabras y por tu visita matthew

Saludos =)

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Leslie.
He llegado a tu blog y he andado de aquí para allá leyendo todo lo que has dejado en estos primeros posteos. Siempre es interesante conocer almas como la tuya, tan llena de amor y de curiosidad y de alegría. Me voy con un poco de todo eso en las pupilas. Muchas gracias. Encantado de conocerte.
Tadeo

Esther dijo...

Los ojos ajenos ven mal y señalan, pero, éso es porque no saben, no entienden éso, porque no lo han vivido en la misma piel; por éso, se refugian en palabras acusadoras y señalan con el dedo, olvidando que ellos tb pueden caer...

Muy bonito... ...amores prohibidos, por un lado son tristes o desesperantes pero, por otro, son pura emoción.

Saluditos.

markin dijo...

el goce y el sentirse bien está en cada uno. No se puede complacer a todos, no se puee una fiar del qué dirán.

Sólo el remordimiento pesa, y hay que ver siempre de que no quede ello en nosotros.

Cariños.