Un espacio donde mezclo la realidad de mi vida con la fantasía dentro de mis pensamientos...mi mundo

jueves, 17 de abril de 2008

Teoría de un fracaso


He pasado varios días queriendo escribir sobre esto, estaba esperando el momento adecuado, cuando viera las cosas de un modo más ligero. Ese momento de total claridad no ha llegado y entiendo que debo ya sacar lo que llevo dentro.
No acostumbro a publicar escritos donde explico detalladamente las situaciones que me sacuden, pero en este caso pienso que quizás mi experiencia puede servirle positivamente a alguien.
Uno de los peores momentos que un ser humano puede vivir es cuando su seguridad con respecto a algo se rompe. He fracasado. Hace unos días, sustenté mi proyecto de tesis en la universidad, tesis que no me aceptaron porque de acuerdo a los jurados, no había manejado el tema de la forma correcta. Llegué a casa y me pasé todo el día llorando. Se me hacía tan difícil entender que luego de llevar una vida profesional hasta ahora exitosa, e incluso una carrera universitaria donde siempre que quería hacia trabajos sobresalientes, me fuera a suceder esto a mí. ¿Dónde estaba el tan mencionado “nivel de coeficiente sobre lo normal” que me habían encontrado en un estudio cuando estaba en el colegio? ¿Dónde estaban los 100 que sacaba en los exámenes con solo estudiar durante media hora? Probablemente en el mismo lugar donde se encontraba mi autoestima en ese momento. Me sentí estúpida.
Siempre he sostenido la idea de sacarle lo positivo a cualquier situación, y esto es hasta ahora lo que he encontrado:
Mi primer error fue pasarme todo el día preguntándome ¿Por qué yo? En lugar de preguntarme ¿En que fallé? ¿Qué tengo que hacer mejor la próxima vez? “Si, Leslie, entérate! Existe la posibilidad de que falles, bájate de la nube donde te encontrabas”. Me decía una voz desde algún lugar dentro de mi.
Ya sucedió, solo queda seguir caminando hacia adelante. Sacar provecho a la lección de humildad que me dejó, entender que los seres humanos tenemos que fracasar en algún momento, porque si no, ¿Cómo sabremos si podemos o no afrontar situaciones de ese tipo?
Aprendí a levantarme, a ver mas allá de los errores. A que cuando fallamos tenemos dos opciones, revolcarnos en los porqués y en la vergüenza que muchas veces sentimos con nosotros mismos y con los que nos rodean, o entender que una vida sin tropiezos es una vida con pocas lecciones, por ende, con menos opciones de hacernos cada día mas fuertes.
Finalmente, la palabra Fracaso ha tomado otro matiz, de hecho, creo que prefiero llamarla Enseñanza.

8 comentarios:

digler dijo...

pues claro, nada de pensar en fracaso, que todas las personas somos propensas a aquivocarnos, pero precisamente el proceso de aprender se trata de eso. A retomar lo de la tesis sin dudas ni temores, vas a ver que todo saldrá tal como esperas

Bose dijo...

De hecho, fracaso no existe, sino es una area de oportunidad...

Si, ahi donde algunos dicen que fallaste, pues no es asi jeje, es un campo nuevo y virgen para poder explotar. Me gusta como manejaste el asunto, imagino que defendiste tu punto, sea como sea el caso, siempre hay que escuchar y si estan en lo correpto, acetar.. Sino, refutar con razones validas y coherentes...

Espero que alguna vez una persona que conozco pensara de esa forma, seria algo sumamente agradable para mi jejeje...

!!!FELICIDADES!!! Tienes la opciones hacer une tesis aun mucho mejor, aprovechala =)

Esther dijo...

Qué buena y sabia reflexión la tuya. Te cuento que una vez a mí me pasó algo parecido. Lo malo es que a veces a alguna gente se le pueden subir los humos y volverse engreída. Y cuando te pasa eso, luego es una lección de humildad muy grande.

...pero ¿qué sería de nosotros sin los errores? No evolucionaríamos tanto espiritualmente. Por ahí, alguien dijo que la vida es como asistir a clase y yo creo que es verdad. Yo creo que las lecciones más valiosas no están en los libros, sino en la vida. La evolución espiritual es lo más importante porque al final quedará lo que tú fuíste como persona, es lo más importante.

¡Suerte con tus tesis! A veces con estas experiencias, en un principio uno puede pensar que ha perdido pero, en el fondo ¡hemos ganado!: ganamos sabiduría y fuerza.

Me encantó tu reflexión y es 100% cierto ¡gracias por este pedacito de sabiduría!

Saluditos.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

estoy rodeado de fracasos, no existe? no lo creo...

☼ Karen ☼ dijo...

Hola, solo paso a avisarte que te nomine para un mEmE....

jCarlos dijo...

La verdad es que uno no puede andar pensando que todo le saldra perfecto, en cuanto ami, he hecho cosas las cuales creo que son una estupidez y me he sorprendido al ver como resultan todo lo contrario y viceversa, con relacion a la publicidad que veo en tu perfil que es lo que estudiaste, muchas veces le he hecho propuestas a clientes, cuando hago propuestas incluyo varias, quizas cuatro, opciones, la mayorparte del tiempo me la paso esforzandome en dar lo maximo en los primeros diseños que trabajo, luego hago uno ultimo a manera de relleno, uno en el que no inverti mas que una hora quizas y ¿que crees?, ese que para mi no significo ningun esfuerzo y el cual considero "malo" y lo puse allí para rellenar y quizas para hacer contraste frente a los demas es el que el cliente elige, te digo esto me ha pasado mas de una vez.

Hablando de Tesis, actualmente estoy trabajando con la mia y estudio publicidad en la UASD, ¿Eres de la UASD tambien? si es asi me gustaria preguntarte algunas cosas sobre elproceso...

Sese dijo...

pasaba por aquí....
No se puede contentar a todo el mundo. Muchas cosas no dependen de nosotros y por tanto lo realmente importante es tener la conciencia tranquila de haber hecho las cosas lo mejor que se ha podido al margen de la opinión de los demás (lo cual no quiere decir necesariamente que estén equivocados)

Un saludo

Ro dijo...

...sabiendo k tenias un numero al cual solo tienes k marcar, no para encontrar respuestas ni soluciones, pero si alguien k hace lo k sea por verte feliz!
TQM!