Un espacio donde mezclo la realidad de mi vida con la fantasía dentro de mis pensamientos...mi mundo

domingo, 16 de marzo de 2008

Deshora













Un corazón mutilado por las dagas de la indiferencia
Las agujas mareadas de un reloj que ya no tiene paciencia
El ve una estrella fugaz y le pide que la traiga a su lado
Ella sueña en las noches que su tristeza vieja, por fin ha acabado.

Ocho cartas sin entregar, con sentimientos ahogados
Un alma castrada, escondida tras un par de ojos apagados
A él no le importa esperar a que ella diga: es el momento
Ella no entiende que su herida, sólo cierra desde adentro

Unas manos que acarician una espalda que no siente nada
Una lágrima oscura que baja despacio hasta la almohada
El sabe que las palabras no explican todo lo que siente su alma
Ella dice no entender porque razones el la ama

Soledad y rastros de dolor ajeno dentro de una maleta sin organizar
Uñas rojas marcan un teléfono, que ya nadie va a contestar
El entre triste y decepcionado, pensó que su amor no había calado
Ella volteó, ahora segura; Pero él ya se había marchado.

4 comentarios:

Amor dijo...

estás llena de sentimientos maravillosos, estar contigo en persona debe de ser increíble

amor

Medea dijo...

Sinembargo el viaje no es tan largo solo es un charco.. envia las senales con indios celestiales, ya Dios sabra si sus caminos se han de encontrar en este eterno trillar de vida, conquista y felicidad!!!

Hermoso

Esther dijo...

Qué bonita forma en la que describiste las dos perspectivas; la de él y la de ella.

Pues, a veces ocurre que cuando uno reacciona, el otro ya se ha marchado y ¡¡es terriblemente triste éso tb!!

A veces, el amor no es más que un mar revuelto y muchas veces no sabemos cómo calmarlo.

Saluditos.

Alguien dijo...

Hermosa metafora, "Eso" nos ayude a despertar y a disfrutar lo hermoso justo a tiempo